Contar con las mejores soluciones tecnológicas para la gestión de almacenes y depósitos, que se adecuen al espacio y el tipo de operación, permite mejorar la productividad y competitividad de las empresas, e incluso proteger a sus trabajadores.

Las diversas innovaciones que surgieron impulsadas por la Cuarta Revolución Industrial, en algunos casos ofrecieron fuertes resistencias por el peligro potencial que significaban para el mercado laboral. Pero hoy, a partir de los efectos del Covid-19, comenzaron a ser vistas con los lentes de la necesidad y como consecuencia de ello, a ser valoradas como elementos de apoyo a la actividad de trabajadores.

No obstante, vale destacar que los robots pueden realizar actividades que no pueden hacer los seres humanos o que es preferible que no las efectúen por ser altamente riesgosas.

Veamos algunos ejemplos.

Digit (Agility Robotics/ Ford) es un robot creados para la gestión de almacenes y entrega de paquetes.

Atlas (Boston Dynamics) es un robot de 1,8 m diseñado para una variedad de tareas de búsqueda y rescate. También puede cargar objetos pesados y caminar en terrenos inestables manteniendo el equilibrio, e incluso hacer una voltereta hacia atrás. Además, se caracteriza por poseer un total de 28 grados de libertad, lo cual hace que pueda desplazarse por superficies irregulares. En el sector industrial, puede aplicarse también a tareas que requieran gran fuerza física, habilidad y destreza, ya que el robot Atlas puede retirar los desechos que bloquean una entrada, abrir una puerta y entrar a un edificio, conectar una manguera en caso de incendio y abrir la válvula.

Spot (Boston Dynamics): conocido como el perro-robot, es ideal para tareas de patrulla, inspección y revisión. Fue pensado para trabajar moviéndose por lugares donde un humano no puede o no quiere ir por ser peligroso o demasiado rutinario. Las tareas que puede realizar son múltiples: en Singapur patrulla parques para controlar si la gente respeta las distancias de seguridad debido al COVID-19. También se lo utiliza para guiar al ganado y como auxiliar de la policía. Una de sus características más destacadas es su fuerza.

HRP-5P (AIST – National Institute of Advanced Industrial Science and Technology): robot humanoide de quinta generación que puede llevar materiales de construcción pesados a los lugares requeridos e instalarlos según el procedimiento designado, ejecutando trabajos de construcción como los humanos. Mide 1,82 metros y pesa 101 kilos. Su inteligencia de robot comprende la medición ambiental y el reconocimiento de objetos, la planificación y el control del movimiento de todo el cuerpo.

Surena IV (Center for Advanced Systems and Technologies (CAST) – University of Tehran): robot bípedo humanoide iraní, imita la pose de una persona, agarra una botella de agua y escribe su nombre en una pizarra. Puede rastrear objetos con mayor precisión, y las nuevas manos de su última versión le dieron una mejor destreza, que le permiten manipular una amplia variedad de objetos, incluidos los delicados, así como operar herramientas eléctricas.

Handle (Boston Dynamics): robot móvil para mover cajas en el almacén. Su tamaño reducido, largo alcance y sistema de visión, le permiten descargar camiones, construir tarimas y mover cajas por sus instalaciones.

 

 

FacebooktwitterlinkedininstagramFacebooktwitterlinkedininstagram

About Author

Gestión del sitio web.

Comments are closed.