Cómo resolver las problemáticas del transporte, conectando oferta y demanda

Hoy, el sector logístico presenta en la Argentina cuatro desafíos principales, cuya resolución permitirá lograr mayores niveles de competitividad a las empresas dadoras de carga y mejorar la eficiencia de los transportistas:

  • Exceso de capacidad: 35% de los kilómetros se realizan sin carga
  • Mercado atomizado: oferta y demanda dispersas y poco transparentes
  • Dificultad comercial: baja comercialización directa de transporte
  • Alto impacto logístico: hasta el 40% del costo de producción

En tiempos donde la experiencia de cliente es prioritaria y en los que la crisis exige una mayor optimización de los costos de traslado, la necesidad de abordar en forma eficiente este tipo de obstáculos, resulta prioritaria.

Con el objetivo de resolver los cuatro problemas mencionados, Avancargo surge como una plataforma digital que ofrece la capacidad de asignar viajes de manera inteligente, mejorando los procesos operativos de transportistas y dadores de carga.

Para ello, Avancargo provee más velocidad (contrataciones simples y en minutos), seguridad (usuarios verificados, seguimiento de cargas, etc) y servicio (plataforma SaaS para transportistas y dadores de carga). Además, brinda optimización de costos a través de la asignación inteligente de camiones.

La solución aporta a los dadores de carga:

  • Obtención de camiones en minutos
  • Gestión de múltiples ofertas y contratos
  • Asegurar una base homogénea de servicio
  • Permitir un monitoreo completo de operaciones-Brindar KPIs y métricas clave de gestión

Mientras que a los transportistas, les provee:

Plataforma web & mobile-Acceso a ofertas de carga en tiempo real-Capacidad de administración y monitoreo de flota-Redundancia en la fuente de información geográfica-Gestión de KPIs y métricas clave

“Avancargo empezó como idea de proyecto hace tres años, cuando los socios fundadores nos conocimos cursando un MBA en la Universidad de San Andrés)”, señaló Diego Bertezzolo, Co-fundador y CEO de Avancargo, al ser entrevistado por el IEEC.

“Los tres socios veníamos relacionados directa o indirectamente con la logística. Uno de nosotros venía del ámbito de la operación logística de toda la vida, el otro provenía del área de estrategia corporativa, y en mi caso personal, en ese momento estaba trabajando en la automotriz Volvo”, agregó el ejecutivo.

“Estábamos viendo de costado las problemáticas del sector logístico, y detectamos, sobre todo en lo que es mediana y larga distancia, que la digitalización si bien no es nula, es muy baja. No es que no existan herramientas o plataformas sino que generalmente están muy desconectadas y dispersas, y el transportista, que en última instancia es el eslabón fundamental del servicio, opera como se operaba hace 100 años: a los ponchazos”, advirtió Diego Bertezzolo, destacando que en este contexto identificaron la oportunidad de negocio.

“Cuando uno empieza a indagar un poco en el mercado de la logística, los economics son gigantescos. Estamos hablando de 15 mil millones de dólares que se facturan anualmente en la Argentina, 300 mil camiones de más de 13 toneladas y media y 50 mil viajes por jornada. Y la frutilla del postre es la estructura propietaria de los transportistas: 700 mil camiones con una flota promedio de 2 camiones y medio. Y en larga distancia o pesados, una flota promedio menor a los 5 camiones”, informó el CEO de Avancargo.

“Comenzamos a trabajar la idea y más rápido de lo que pensamos, estábamos saliendo de las compañías en las que trabajábamos, empezando a buscar capital de riesgo, y empezando a armar el MVP o producto mínimo viable, para testear”, explicó.

“Viniendo un poco más acá en el tiempo, vimos que desarrollar este marketplace no era para nada sencillo, sobre todo en etapas tempranas, porque estábamos buscando dos clientes: transportistas y dadores de carga, con el riesgo que implica tener mucho transporte y que no tengas carga o viceversa. Básicamente el principal problema fue lograr demandas y ofertas paralelas. Entonces nos asociamos con Cresud del Grupo IRSA en una etapa inicial. Con ellos se aseguró una base de viajes a los transportistas, sobre todo a los primeros que se fueron dando de alta y a partir de allí comenzamos a construir la solución”, relató Bertezzolo.

Al referirse al contexto de necesidad de mercado, el ejecutivo advirtió que los pequeños, medianos y grandes transportistas, desde las pymes que mueven 5 camiones por mes, hasta Cargill que requiere más de 300.000 mil camiones anuales, nunca tienen el problema 100% resuelto.

“Siempre surgen viajes spot que no estaban programados, o cuando son muy grandes no tienen herramientas sencillas para comunicarse con toda la flota o con todos sus proveedores, para ordenar prioridades y flujos, etcétera. Entonces Avancargo es una plataforma que les permite cargar necesidades online (matriz de origen de destino, cupos necesarios, tipo de unidades, tipo de permisos, etcétera)- y visualizar en una plataforma digital, todo lo que tiene que ver con el proceso de contratación (tarifas, seguimiento del viaje y cierre del viaje). Con digitalización documental y métricas que no existían, por lo menos no de manera ordenada, disponibles en nuestra app”, detalló el CEO de Avancargo.

“Del otro lado, la solución conecta a los dadores de carga con empresas de transporte, cuya flota promedio registrada en la plataforma es de 5 camiones. Hoy tenemos 7.000 empresas de transporte registradas y unos 30,000 camiones”, precisó. “Para estos usuarios, el principal beneficio que tienen Avancargo es el acceso a cargas relevantes”, apuntó, destacando como aporte de valor la identificación de cercanía de cada carga, para evitar kilómetros ociosos.

“Esta es la principal línea de costo que les impacta a todos los transportistas por igual. Muchas veces hemos visto en procesos de negociación que el transportista pelea una tarifa durante días pero no piensa que 5 toneladas más le implican una determinada cantidad de kilómetros de vacío y el arreglo termina siendo malo comparado con otros. Por ello, para evitar traslados ociosos, la plataforma muestra o indica viajes concéntricos, desde los más cercanos a los más lejanos. Después obviamente, aporta filtros por tipo de unidad y de carga a transportar, también por permisos disponibles”, manifestó.

“En términos de documentación habilitante Avancargo verifica todas las cuestiones legales, para que cada transportista cuente con los permisos y habilitaciones necesarios para cada traslado, de acuerdo al producto y el cliente. Ningún transporte carece en ruta de la documentación necesaria”, aseguró Bertezzolo, mencionando que algunos de sus clientes son Cargill, Adecoagro, Cresud, Unilever y Walmart.

“Más allá del mercado potencial gigantesco que tenemos por delante, el desafío es construir tecnológicamente una plataforma que el transportista adopte y la use regularmente. Ahí está la clave. Si tenés un transportista que todos los días mira, consulta y eventualmente toma algún viaje, el negocio camina”, expresó el ejecutivo.

Consultado por el nivel de recepción de la solución por parte de los transportistas, el CEO de Avancargo valoró que es muy bueno, y que cuentan con una lista de espera de usuarios de casi 5,000 empresas pre registradas.

“La recepción fue excelente. Ayuda lamentablemente mucho la situación del mercado, con mucho camión parado y un nivel de actividad raro. El año pasado fue pésimo, fue malo para el agro, fue malo para el consumo. Este año es malo para el consumo pero bueno para el agro. Pero no deja de ser una situación de mercado no ideal. Con lo cual eso también ayuda a traccionar usuarios ávidos de buscar nuevas fuentes de carga. A la oportunidad que presentan las crisis, la estamos transitando”, evaluó Bertezzolo.

“Pero tuvimos que frenar la registración de usuarios plenamente activos para evitar que luego de registrarse, tengan que esperar mucho para tomar un viaje, al estar todo tomado. Por eso vamos con mucha cautela, ya que es muy fácil generar expectativa y también lo es generar decepción. Tratamos de graduar un poco el paso”, sostuvo.

Para el empresario, la comprensión del beneficio está claro por ambas partes. “Lo que diría que no es tan fácil en el transportista es lograr el uso orgánico que uno espera. En el transporte el matching pasa mucho por la confianza en la documentación con la que cuenta cada empresa transportista. A diferencia de Uber o Rappi, el transporte tiene reglas mucho más complejas. Primero, una distribución geográfica infinitamente mayor. Después, 10 tipos de carga y 30 tipos de camiones, y las reglas que pone el dador de carga, que son completamente variables y no tienen lógicas tan directas (permisos, seguros, horarios, restricciones)”, consideró.

“El transportista es bastante desordenado, sobre todo las empresas pymes. No por una cuestión de capacidad, sino porque muchos están manejando, operando y facturando desde arriba del camión. Pueden estar una semana discutiendo plazos de pago, y después tardar 15 días después del viaje para emitir una factura, al estar tapados de trabajo”, dijo Bertezzolo.

“El gran desafío fue crear una app que ayude realmente a resolver problemas y no le sume un trabajo más”, mencionó el empresario, subrayando que la aplicación se conecta con todos los organismos públicos que están en línea. “El siguiente paso es el gestor documental para el transportista, que le genere una ventanilla única, que actualice con Avancargo y que eso lo pueda replicar y compartir con sus proveedores, incluso con negocios que se desarrollen por fuera de la solución”, añadió.

FacebooktwitterlinkedininstagramFacebooktwitterlinkedininstagram

About Author

Ing. Civil (UBA), M. Sc. (Universidad de Berkeley), CPIM y CSCP (APICS), SCOR-P, SCOR International Instructor.

Comments are closed.