En este mundo que está cada día más conectado, el comercio internacional parecería ser algo muy sencillo. Compañías en todo el mundo pueden llevar a cabo sus negocios a través de Internet, y los profesionales de transporte y logística aseguran que los productos llegan a los clientes de una forma eficiente y oportuna. Sin embargo, algunos expertos afirman que en realidad el mercado moderno no apunta a la globalización, sino a la localización.

De acuerdo con un artículo publicado recientemente en The Wall Street Journal, el comercio como una proporción del producto bruto interno global todavía no ha vuelto al nivel en el que estaba antes de la recesión. Una de las razones es el creciente proteccionismo presente en todo el mundo. Global Trade Alert, un servicio de monitoreo del mercado, informa que desde noviembre de 2008 se han establecido 350 regulaciones que exigen que la obtención de recursos, las contrataciones y las operaciones sean locales. Además, otras 466 regulaciones exigen que las compañías tengan algún tipo de localización antes de licitar contratos con el gobierno.

Otro factor es que algunos países en desarrollo, incluidos la India, China e Indonesia, se están convirtiendo en jugadores fuertes en la economía y quieren que las compañías globales inviertan localmente y capaciten a sus empleados. Esto significa que estos negocios tienen que trasladar su trabajo cerca de los clientes con el fin de dominar el negocio local.

Según los autores del artículo, Ted Mann y Brian Spegele, GE ha ido modificando su estrategia global tradicional hacia una más localizada desde 2008. Este conglomerado industrial global continúa siendo el líder en cuanto a máxima eficiencia de escala para el mercado internacional, pero también está comercializando parte de su producción para lograr una mayor exposición presencial en mercados locales. La compañía está aunando esfuerzos con Indian Railways para construir una fábrica de locomotoras de $200 millones en un pueblo pequeño en Bihar, la India. Cuando abra el próximo año, la instalación contratará aproximadamente a 400 trabajadores.

Actualmente, solo se puede acceder al sitio a través de rutas angostas y sinuosas, lo cual significa que llegar al lugar toma aproximadamente tres horas desde Nueva Delhi, la capital de la nación. Para evitar que los trabajadores hagan este extenuante recorrido, GE también está construyendo 100 unidades residenciales junto a la fábrica y está trabajando junto a funcionarios locales para ampliar y enderezar los caminos, por lo que también se verá beneficiado el transporte de materiales y productos.

El nuevo sitio también plantea algunos desafíos ambientales. La propiedad debe elevarse por más de 11 pies para proteger las instalaciones de posibles inundaciones y debe estabilizarse con un cimiento de 82 pies por debajo del suelo para minimizar el daño producido por los terremotos.

A cambio de estos esfuerzos, sin embargo, GE ha ganado un pedido de 1,000 locomotoras por un valor de $2.5 mil millones para desarrollarse en los próximos 11 años. Esto marca el acuerdo de transporte más grande de la compañía, además de ser el pedido más grande de la India. Los líderes de GE notan que este trato fue posible porque la compañía había comenzado a invertir en el país cuatro años antes; esto les mostró a los líderes de la India que la compañía radicada en Boston tenía intenciones serias con respecto al mercado asiático.

GE también ha establecido centros de ingeniería e investigación en Polonia, México y Catar, además de fábricas flexibles en Brasil e India. Estas instalaciones se establecen de tal modo que las líneas de producción puedan cambiarse fácilmente por si ocurre un problema político o alguna modificación en las preferencias del mercado. Para fomentar el crecimiento en China, GE está apoyando la iniciativa One Belt, One Road (Una franja, una ruta) del país que busca reforzar las rutas comerciales. Para GE, One Belt, One Road puede impulsar el negocio para sus más de 30 sitios de fabricación local en China.

Todos estos esfuerzos ayudan a garantizar la supervivencia de GE en este mercado localizador y también contribuyen con el crecimiento de mercados más pequeños.

Nuevas oportunidades

Una ventaja de esta situación del mercado es que los empleados de las regiones en desarrollo ahora tienen acceso a más oportunidades para adquirir habilidades con valor agregado a partir de expertos globales como GE. Consideremos la definición de compensación según habilidades del diccionario de APICS: “Método de compensación de empleados que fundamenta el índice de los salarios de los empleados según la cantidad de habilidades que el empleado está calificado para poner en práctica. A las personas calificadas para realizar una variedad más amplia de habilidades se les paga más”. Al brindarles a los empleados las habilidades y los conocimientos necesarios para desenvolverse con sus empleadores actuales y futuros, las compañías que están invirtiendo en la capacitación de empleados también están mejorando las posibilidades salariales y la calidad de vida de estos.

En APICS, nos enfocamos en ayudar a los profesionales futuros y actuales de la cadena de suministro en todo el mundo con el fin de que aprendan las habilidades que necesitan para alcanzar el éxito. Nos hemos planteado como objetivo educar a más de 100 000 estudiantes para el año 2020 a través de nuestro Programa de Extensión Educativa de STEM de la Cadena de Suministro. Esta iniciativa trata de presentarles el mundo de la cadena de suministro a los estudiantes a través de actividades específicas para cada edad. Profesores y voluntarios guían a los estudiantes a través de las actividades para ayudarlos a que aprendan más sobre las diferentes cadenas de suministro, además de ciencia, tecnología, ingeniería y matemática. Para obtener más información sobre este programa, ser voluntario o hacer una donación, visite el sitio apics.org/stem.

FacebooktwitterlinkedinmailFacebooktwitterlinkedinmail

About Author

CSCP, CPA, CAE Chief Executive Officer, APICS

Comments are closed.