apicsblogEn medio de las sombrías noticias que provienen de Nepal cada día tras el terremoto del 25 de abril, hay algunos trocitos de esperanza.

Quartz informa “la comunidad internacional, desde gigantes económicos como India, China y Estados Unidos hasta el pequeño Bután y el alejado Israel, ha respondido con rapidez y generosidad para ayudar a los esfuerzos de búsqueda y rescate en una de las naciones más pobres del mundo”, escribe Manu Balachandran.

Nepal, una nación montañosa de 28 millones de habitantes, está recibiendo socorro de todo el mundo después del terremoto de 7.8 grados de magnitud, pero, como describe el Wall Street Journal, la logística es extremadamente difícil.

Piense, por ejemplo, en el Programa de Alimentación Mundial de las Naciones Unidas (World Food Program, WFP). “En el caso de Nepal, el [WFP] realmente tenía almacenados suministros en Katmandú y contaba con un plan de respuesta en acción, ya que se creía que era posible que se produjera un terremoto dada la particular geología de la región”, escribe Paul Page. La organización está aplicando lecciones que aprendió de desastres anteriores, tales como el terremoto de Haití en 2010 y el tsunami en el Sudeste Asiático en 2004, para servir al área.

En Katmandú se encuentra el único aeropuerto en Nepal con lugar para naves grandes y una de sus pistas fue dañada por el terremoto. “El aeropuerto ha quedado atorado por un flujo entrante de suministros esta semana, en parte porque los trabajadores no tenían suficientes equipos pesados necesarios para manejar de forma eficiente grandes cantidades de alimentos, mantas y material médico que llegaban con los trabajadores de socorro”.

El WFP está trayendo sus propios montacargas y otros equipos de manejo para trasladar los bienes más allá del aeropuerto. Los expertos en logística de las Naciones Unidas han comenzado a evaluar las carreteras y otros elementos de infraestructura para establecer redes de distribución.

“Los transportes y grupos de logística privados, mientras tanto, están poniendo a punto las operaciones de socorro que generalmente se emplean después de la primera ayuda militar y de las Naciones Unidas y están estableciendo las cadenas de suministro a largo plazo, al proporcionar personal con pericia y de logística para ayudar a trasladar las ayudas donadas por parte de instituciones benéficas”, escribe Page.

Ayudar a los necesitados

Los profesionales de gerencia de la cadena de suministro y operaciones son vitales para un negocio saludable. En los desastres, tales como el terremoto en Nepal, vemos que son clave en los esfuerzos de socorro también. Agradezco a la sociedad continua con APICS y la Red de Ayuda Logística Estadounidense (American Logistics Aid Network, ALAN), que apoya la recuperación tras desastres al hacer participar a la industria para satisfacer las necesidades de las organizaciones de socorro, de las comunidades y de las personas. Lo animo a que lea más sobre ALAN al visitar alanaid.org.

Además, lea la historia de PBS Newshour, que resume lo que algunas organizaciones de socorro están haciendo y lo que pueden hacer las personas.

Por Abe Eshkenazi, CSCP, CPA, CAE
Chief Executive Officer, APICS
Referencia: APICS

FacebooktwitterlinkedininstagramFacebooktwitterlinkedininstagram

About Author

CSCP, CPA, CAE Chief Executive Officer, APICS

Comments are closed.