Por el Cdr. Alfredo Mosquera

Independientemente del área en la que nos encontramos trabajando, sin darnos cuenta todos los días hacemos contabilidad, ya sea aprobando una factura de transporte, de materiales, un gasto de caja, una orden de compra o encargamos materiales para la producción.

Todas estas tareas y muchas más requieren de su registración contable, con la finalidad de proveer información clave, oportuna y concisa para la toma de decisiones.

Sin embargo, creemos que todas estas funciones son privativas de la áreas de administración y finanzas, lo que si es privativo de estas áreas es la recolección, de la información, su ordenamiento, registración y valuación, permitiendo de esa manera sentar las bases de todo informe de gastos, de costos, de caja, etc.

Hoy la información contable nos permite dar respuesta a interrogantes tales como:

  1. Cómo están valuados nuestros inventarios, nuestra producción en proceso o terminada
  2. Cómo se ven reflejados todos los costos de la cadena logística desde las primeras etapas del aprovisionamiento hasta la entrega final
  3. Cómo se valúan los bienes que se adquieren y se incorporan a los activos productivos de la compañía
  4. Cómo se impacta en los resultados nuestra labor diaria
  5. Cómo se calculan los costos de producción considerando la valuación de existencias
  6. Cómo se determina los márgenes de contribución
  7. Qué decisiones debo tomar con la información gerencial que mes a mes recibe mi departamento

Estas y muchísimas otras preguntas nos la hacemos en forma cotidiana y generalmente acudimos al departamento contable en busca de respuestas y aclaraciones que a veces no resultan tan sencillas.

Hoy prácticamente todas las empresas independientemente de su tamaño cuentan con sistemas de información, que resultan muy útiles para la toma de decisiones, estos sistemas de información nos permiten a la vez obtener indicadores de desempeño que nos ayudarán en nuestra gestión diaria para mejorar nuestro trabajo, evaluar el desempeño de nuestra área y de nuestros colaboradores.

De allí la gran importancia que reviste poseer ciertos conocimientos en administración, valuación y costeo de productos.

Algunos indicadores claves nos permiten analizar por ejemplo:

  1. La evolución del flujo financiero de la empresa
  2. La relación entre los resultados y los activos de la empresa puestos al servicio de la producción
  3. La rotación de los activos y sus efectos monetarios teniendo en cuenta los métodos adoptados de valuación de existencias
  4. La correlación entre los ingresos y egresos
  5. El rendimiento de la inversión realizada por los inversores o dueños de la empresa.

Toda esta información reflejada en indicadores, tiene una sola fuente, la contabilidad financiera de la empresa.

Los responsables de mantenerla al día, registrando y supervisando el proceso contable son los especialistas en administración, quienes tienen un rol clave de apoyo a la gestión de los responsables de toda la cadena de abastecimiento, producción y logística corporativa, sin este apoyo sería imposible determinar los precios de venta de nuestros productos, los márgenes de ganancia y la contribución de cada línea de producto al resultado general de la empresa, entre otras.

Y que tareas llevan adelante los administradores de las empresas?, pues muy bien, ellos son los responsables de vincular la realidad económica del negocio empresario con el contexto externo de la empresa, y de esa manera reflejar todos los hechos económicos susceptibles de ser recogidos en la contabilidad financiera y reflejados de manera sencilla, objetiva y entendible para todos los departamentos.

Me gustaría finalizar esta nota compartiendo con ustedes el proceso contable en etapas que da lugar a la registración y reflejo de los acontecimientos que rodean a una empresa tanto en el contexto interno como el externo.

Veamos esas etapas:

  1. Inicio de las operaciones de la empresa a través del aporte de los accionistas
  2. Comienzo de las primeras operaciones
  3. La actividad empresaria a través de hechos y actividades de producción
  4. La medición de los hechos y actividades
  5. La valuación de esos hechos y actividades
  6. La registración contable
  7. El análisis e interpretación de los hechos según el contexto interno y externo
  8. El ordenamiento contable
  9. La determinación de los resultados y sus causas
  10. La elaboración de indicadores claves para la toma de decisiones
  11. La elaboración de los estados financieros y de gestión

Como conclusión de esta nota podemos decir que el sistema contable puede definirse como el proceso para:

  1. Recoger,
  2. Clasificar,
  3. Resumir los acontecimientos de la vida de la empresa susceptibles de ser expresados en unidades monetarias.

La contabilidad entonces se traduce en información que va dirigida en primer lugar a todos los responsables de la cadena productiva de la empresa, a instituciones bancarias y organismos de recaudación previsional, impositiva y legal.

El lenguaje contable ha desarrollado una terminología propia, la cual a veces resulta clara y definida y en otras ocasiones confusa o difícil de interpretar.
Por ello, es responsabilidad de cada responsable de negocios de la empresa más que a la terminología técnica interesa entender y atender a los conceptos que aquellas tratan de expresar y el rol de los administradores es clave en este aspecto.

FacebooktwitterlinkedinmailFacebooktwitterlinkedinmail

About Author

Director del Area Académica de Abastecimiento y Compras del IEEC. Contador Público (UBA), MBA (IAE), GEC - Gestión Estratégica de la Calidad (IEEC).

Comments are closed.