Las industrias del transporte que mueven barcos, aviones y camiones no están en capacidad de trasladar las vacunas cuando estén listas a los miles de millones de personas que las están necesitando a lo largo y a lo ancho de todo el mundo. La logística de la distribución de la vacuna y la necesidad de armar una supply chain integrada como nunca ponen sobre la mesa la necesidad de focalizarse en los recursos críticos y actuar con rapidez e integración utilizando toda la tecnología para la integración de procesos que sean posibles.

Desarrollar la vacuna tiene ya sus problemas y lograrla rápidamente implica más desafíos aún. Cuando la vacuna esté lista y comience la logística del traslado saldrán a la luz otros cuellos de botella que aún no se han calibrado en su real magnitud.

Las vacunas son mucho más complicadas de trasladar que los equipos personales de protección (PPE, Personal Protection Equipment). Los cálculos recientes han estimado que un Boeing 777 carguero puede transportar 1 millón de dosis y entonces se necesitarán 8.000 aviones. Para coordinar la estrategia global en la cadena de abastecimiento también se están acondicionando aviones de pasajeros.

Otro aspecto central es la refrigeración de las vacunas a las que se debe mantener entre 2 y 6 grados Celsius a la largo de todo el proceso de traslado. Cualquier desviación puede inutilizar las dosis. También se podrían utilizar freezer especiales que mantengan la temperatura en (-80) grados Celsius. ¿Cómo hacer para que llegue a los lugares más empobrecidos en los que actualmente se recurre a los drones para el traslado de medicamentos?

En este momento hay 160 laboratorios desarrollando la vacuna y 25 de ellos ya se encuentran en la etapa de realizar los estudios en humanos y aún no están seguros cuáles serán los requerimientos a cumplir para los traslados. La Organización Mundial de la Salud (WHO) detalla los pasos a seguir para el desarrollo y aprobación de una vacuna en el siguiente link.

Año 2021

El mundo y los países necesitan acceder casi en forma completa y simultánea a la vacuna para generar el efecto “shock”. Por eso el mayor desafío estará en la distribución. Para que cada uno esté a salvo es necesario que todos estén a salvo. Se debe lograr que la vacuna se pueda distribuir a todo el mundo al mismo tiempo para lograr un ataque masivo y simultáneo sobre el COVID-19.

Los Aeropuertos

Tampoco se sabe muy bien qué se requerirán en los aeropuertos entre todas las condiciones para lograr un traslado eficaz y cuando se sepa, determinar cuáles aeropuertos estarán en condiciones de cumplir con los requerimientos que impone la vacuna. Sin duda el desafío estará en ambos extremos de la distribución: la partida y la llegada, además de la conservación de las condiciones mínimas durante el vuelo.

Los inventarios

Para cuando la vacuna eventualmente esté lista se encontrará con que coincidirá con el momento del año que comienza a incrementarse la demanda de transporte y de almacenamiento por la necesidad de acumular los inventarios ante la proximidad de las fiestas y que generalmente ocurre en agosto y septiembre. Lo más probable es que la situación se resuelva, desde el punto de vista logístico, con períodos de concentración en los envíos, atravesando situaciones de mayor incertidumbre debidas a la falta de capacidad y a la imprevisibilidad de la demanda. El calendario aparece complicado para el rubro transporte y distribución.

La industria de la aviación ya estaba atravesando una situación de caos y debilidad debida a la pandemia por el COVID-19 lo que ha provocado una situación de escasez de disponibilidad de infraestructura y los precios se han multiplicado de cuatro a diez veces de lo que son habitualmente, según expresiones de Pharmaceutical Research and Manufacturers of America .

Urgencia de un plan

La necesidad de un plan es impostergable por lo que, en ausencia del mismo, muchas empresas están generando parches con soluciones rápidas pero que resultan muy costosas y más aún cuando se les agreguen las exigentes condiciones que impone la vacuna para el Coronavirus.

Otro de los problemas a resolver es que las partes trabajen integradamente y conectadas entre sí. Los fabricantes y los dadores de carga no están conectados. Los fabricantes de las vacunas y los gobiernos aún tienen tiempo para comprender que la escasez de capacidad de distribución puede resolverse trabajando integrando los procesos a lo largo de la supply chain.

El IEEC desarrolla estos conceptos en su curso Programa de Desarrollo Gerencial en Supply Chain Management y Tecnología (SCM &T) que prepara optativamente para presentarse a la Certificación Internacional CSCP (Certified Supply Chain Professional) de APICS – The Association for Supply Chain Management. El PDG recién ha iniciado su segunda edición anual.

Para las herramientas específicas de mapeo y mejora de procesos, el IEEC desarrolla el curso “Modelado de Procesos Logísticos y de Supply Chain con SCOR” cuya próxima edición es en septiembre y que prepara para la certificación SCOR-P (SCOR Professional).

Para más información sobre el tema de Innovación Tecnológica ver el siguiente link

FacebooktwitterlinkedininstagramFacebooktwitterlinkedininstagram

About Author

Ing. Civil (UBA), M. Sc. (Universidad de Berkeley), CPIM y CSCP (APICS), SCOR-P, SCOR International Instructor.

Comments are closed.