¿Cómo acelerar la incorporación de datos para soporte en las decisiones de la empresa? ¿Qué tipo de talentos se necesitan desarrollar? ¿Cómo consolidar terreno en la implementación de la visión que favorece esta nueva gestión empresarial?

Por Candelaria de Hernández, Agustín Portilla e Ignacio Sánchez Chiappe, profesores del Área Data Analytics del IEEC

El significado de “Data Analytics” está en plena ebullición y desarrollo. Para muchos es un enfoque hacia la estadística, para otros es la escritura en código abierto y para otros es trabajo con los ejecutivos para ayudarlos a moldear las decisiones a partir del análisis inteligente de lo que dicen los datos. Ésta, ciertamente, es la que da sentido a todas las demás aplicaciones.

También es cierto y urgente que cada día crecen las búsquedas y que resulta raro encontrar una persona que sume todas esas habilidades y capacidades. Como consecuencia, los términos “Analista de Datos” o “Analista Cuantitativo” no se corresponden con el verdadero perfil buscado.

Las empresas, mientras tanto, buscan con ahínco o comienzan a desarrollar a los talentos que les puedan ayudar en esta transición. La demanda del nuevo mundo empresarial se apoya en aprovechar los datos que se generan y se generan sin parar. La realidad es que los que se dedican a Data Analytics y a Inteligencia Artificial aún son pocos y por lo tanto enormemente buscados y necesarios.

El primer paso en este camino es comenzar con una visión interna, que traiga consistencia a los procesos existentes. Se pueden aventurar algunas familias de roles dentro de una organización vinculadas a Data Analytics:

  1. Análisis avanzado, Inteligencia y aplicaciones al negocio
  2. Management de la información y gestión de datos
  3. Interpretaciones de los hallazgos, visualizaciones y reportes

El paso siguiente para cada una de estas familias será definir los tipos de trabajo que le corresponden, el porqué, qué indicadores de performance utilizar y la experiencia y educación previas necesarias.

El tercer paso es avanzar hacia la evaluación y autoevaluación de cada candidato. Con los datos que se recogen se puede hacer un mapa para comenzar a desarrollar la capacidad en la empresa.

Estos pasos son aplicables tanto a una empresa pequeña, con quizás menores capacidades para desarrollar el área pero idénticas necesidades, porque el objetivo y la visión son compartidas respecto a entender y responder a los desafíos que impone el mercado. Para cada tamaño particular de empresa y de oferta de productos o de servicios todos tienen la misma urgencia de entender a los clientes y avanzar con más seguridad en ese sentido.

De manera similar, los pasos y los requerimientos quedan definidos para una empresa grande porque, al igual que la pequeña o mediana, se trata de captar la información y requerimientos que pide el mercado para ese tipo de negocio determinado y responder con la mayor rapidez posible.

Lo que manda también, es la necesidad de que los proyectos aprovechen a fondo las capacidades digitales y lleguen a buen puerto a través de la diferenciación, la simplificación y por lograr un entorno de cambio constante que se consolide en una diferencia competitiva.

Una necesidad imperiosa es que la nueva mentalidad vaya permeando la organización para no confundirla con la iniciativa de un sector, sino tomarla como estrategia corporativa con vistas a conservar y aumentar la presencia y participación en el mercado.

Las empresas comienzan entonces a entender mejor el foco y razón de su nuevo rumbo, que no será un proceso estático sino dinámico con la necesidad de constante actualización.

Los que trabajan en estas áreas deben quedar funcionalmente integrados, y con participación en el conocimiento de los intercambios que actualizan la forma y necesidades de hacer negocios de manera distinta. También tener encuentros periódicos con otras áreas de la empresa para intercambiar conocimientos e inquietudes a través de conferencias, retiros, reuniones con colegas y con compañeros de trabajo de otras áreas y de otras empresas.

De estos encuentros también van a surgir los contenidos de las futuras capacitaciones, el camino de un plan de carrera personal y el plan para comunicar y permitir entender a toda la organización los nuevos objetivos e instrumentos adecuados para conseguirlos. Es una impostergable oportunidad para integrarlos. La empresa tiene que aprovechar estas nuevas capacidades y oportunidades para mejorar su velocidad de adecuación a las cambiar rápido con las constantes modificaciones del mercado y convertir una parte de su negocio en una alternativa digital.

El IEEC comenzará su Curso “Data Analytics en Supply Chain y Logística” en mayo. Para más información ver acá

 

FacebooktwitterlinkedininstagramFacebooktwitterlinkedininstagram

About Author

Gestión del sitio web.

Comments are closed.