Revisión detallada de los métodos de reposición de inventarios pull y/o push

A partir de esta nota la discusión cambia de enfoque dejando de considerar la naturaleza de la demanda en la cadena de valor, para comenzar a abordar una revisión detallada de los métodos de reposición “push” y “pull” de los inventarios.

Anteriormente, se había explicado que la demanda comienza en el cliente como “demanda independiente”, y que a partir de ese punto se convierte en “dependiente” a medida que va pasando aguas arriba a través de la cadena de valor. La forma como los participantes en la cadena de valor respondan a la demanda será el determinante de la selección de la metodología “push” o “pull” respecto al método de reposición de inventarios. Una cadena de valor puede estar uniformemente conformada como “push” o “pull”. A su vez, un intermediario particular puede elegir trabajar en una u otra forma, y otro miembro del canal puede ser una combinación de ambas. La forma real del diseño de la reposición la manejan una multitud de factores tales como la naturaleza del producto, las estrategias de marketing, las campañas estacionales, la etapa en el ciclo de vida del producto y otros.

Desde el punto de vista de la cadena de valor se puede decir que por lo general se utilizan métodos “push” para distribuir los inventarios. La reposición de los inventarios a su vez, generalmente resulta del output del sistema MRP que primero determina la reposición de los inventarios a través del horizonte de planificación y luego realiza el “push” de la producción e inventarios y de las órdenes de compra para abastecer los puntos de la red quienes, a su vez, mantienen los inventarios según las cantidades y las fechas que determinan la integridad del abastecimiento.

En contraste, las compañías que constituyen las redes de distribución en la cadena de valor envían sus requerimientos aguas arriba y reciben inventarios de reaprovisionamiento a través de métodos “push” o “pull”.

Comencemos entonces definiendo qué son los sistemas “push” tales como los define el diccionario de APICS:

“En distribución, es el uso un sistema de reaprovisionamiento de los almacenes distribuidos a lo largo de la red de distribución con inventarios para los cuales la decisión se ha realizado en forma centralizada, habitualmente desde el sitio de manufactura o desde un depósito central.”

La reposición de inventarios en un sistema “push” se hace literalmente “empujándolos” o “asignándolos” desde el fabricante, y a través de todos los posibles intermediarios e infraestructuras, hasta llegar a la ubicación con el posicionamiento en el punto más bajo en el canal de distribución. En un sistema “push” la autoridad para realizar el reabastecimiento lo tiene la ubicación proveedora. Además, el punto de reabastecimiento también tiene la capacidad de ajustar las cantidades reales antes de enviarlas al próximo escalón con el fin de mejorar el servicio al cliente a lo largo de toda la red o de reducir los costos totales del canal.

La clave para ejecutar exitosamente un sistema de reaprovisionamiento “push” depende de la planificación central de los inventarios. La planificación comienza con la recepción de la demanda “independiente” y/o “derivada” de algunos de los puntos aguas abajo en el canal. Esta demanda puede ser analizada a través de pronósticos u otras técnicas que permitan calcular las necesidades total de reaprovisionamiento en el canal.

Los gerentes de inventario necesitan tener una información exacta y actualizada sobre los estados de los inventarios en todas las ubicaciones satélites. Ya sea que la han recopilado esa información periódicamente a través de transacciones, o porque llevan control de los requerimientos de inventarios a lo largo del canal, todos estos métodos deben brindar los datos necesarios para una eficiente planificación agregada de las reales necesidades de reaprovisionamiento.

El rol de las ubicaciones de los depósitos y almacenes en una distribución centralizada es el de calcular y reabastecer los requerimientos de inventarios de la totalidad del canal, de acuerdo con los requerimientos de la red de distribución y dar respuesta a los requerimientos de los clientes y objetivos de performance fijados.

En la próxima nota abordaremos la mecánica de las cadenas de valor en los sistemas “push”.

Thinking Supply Chain: Qué es distribución pull-push, por David Ross, Ph.D., CFPIM, CSCP, Senior Management, Professsional Development, APICS.

Traducida por Ignacio Sánchez Chiappe, director IEEC.

Series Navigation<< Pull-Push en Distribución – Nota 5Pull-Push en Distribución – Nota 7 >>
FacebooktwitterlinkedininstagramFacebooktwitterlinkedininstagram

About Author

Ing. Civil (UBA), M. Sc. (Universidad de Berkeley), CPIM y CSCP (APICS), SCOR-P, SCOR International Instructor.

Comments are closed.